Una persona condenada por un delito está obligada a pagar una multa y/o tasas en un plazo determinado. El proyecto de ley 185 del Senado requeriría que el tribunal determinara si una persona es indigente y la cantidad de cualquier multa asociada, honorarios u otras sanciones financieras que esa persona puede pagar.

Según la ley propuesta, si una persona es indigente, el tribunal debe reducir todas las multas y tasas en un 80% en todos los cargos pendientes. Una persona debe demostrar que es indigente proporcionando información específica bajo pena de perjurio. De hecho, el tribunal puede restablecer las multas y los honorarios en su totalidad si una persona proporciona deliberadamente información fraudulenta con respecto a su situación financiera.

Además, el SB-185 requiere que el tribunal ofrezca planes de pago a todos los acusados de una infracción. Para aquellos que no son indigentes los pagos no serán más del 5% de los ingresos mensuales. Para aquellos que son, una persona tendrá un plan de pago mensual de $0 hasta que las circunstancias financieras del individuo cambien. Si no hay ningún cambio en 48 meses, los tribunales deben descargar los saldos pendientes.

La ley actual autoriza al tribunal a notificar al Departamento de Vehículos de Motor.

Cuando una persona no comparece ante el tribunal o no paga una multa, la ley actual exige que el Departamento de Vehículos Motorizados suspenda y prohíba la expedición del permiso de conducir. La ley propuesta eliminaría este requisito. De hecho, este proyecto de ley también prohibiría al tribunal emitir una orden de detención por no comparecer ante el tribunal por violaciones de tráfico. El SB-185, sin embargo, no altera la ley relacionada con la suspensión de la licencia de conducir por conducción temeraria o por conducir bajo la influencia.

Otro beneficio significativo del SB-185 es que reduce la pena por no comparecer y no pagar de un delito menor a una infracción. No hace falta decir que cualquier condena por un delito menor puede dañar permanentemente su reputación, su capacidad para conseguir un trabajo y todos los demás aspectos de su vida.

A fin de cuentas, el proyecto de ley del Senado aliviaría la carga de las multas de tráfico para los indigentes. Los estudios han demostrado lo perjudicial que es para todas las personas, en particular para los indigentes, cuando no se pueden resolver las multas de tráfico impagadas. Una cantidad incontable de californianos tienen una deuda importante con el tribunal y pierden sus licencias de conducir y sus ingresos como resultado. Este es un gran paso adelante.